Yo futuros #4 | ¿necesitamos las instituciones?

¿Conocemos realmente cómo funcionan las instituciones? ¿cómo se crearon? ¿ y para que? 

Es muy probable que el día en el que te pongas a pensarlo, ya muchas de las instituciones que ahora mismo tienen un rol clave en la articulación de la convivencia en los territorios, se encuentren en entredicho o bajo ataque. 

Puede que el rol de la política se confunda muy pronto con la tecnocracia, posiblemente por un desconocimiento o una falta de conciencia de como realmente llegamos a construir lo que tenemos. 

¿Caeremos en la tentación de sustituir la política por el diseño de ecosistemas tecnológicos autónomos que tomen las decisiones en base a principios éticos y los alcances predefinidos por los programadores y los algoritmos?

En estos tiempos en los que todo parece tan líquido y resulta muy fácil restarle importancia a las verdades custodiadas por lo institucional, mi atención recae en la necesidad de pensar en un equilibrio entre lo que entendemos como sólido y estable, y lo que se encuentra en continua evolución. Porque es muy probable que el “todo vale” no es la mejor forma de mirar al futuro.  

¿Conocemos realmente qué es y cómo funciona? La tecnología nos propone una posibilidad cada vez más cercana de ser nosotros mismos los creadores del dinero, sin la necesidad de las entidades institucionales centralizadas. ¿Podría esto significar la posibilidad de activar de forma independiente y autónoma, para comunidades de vecinos, o comunidades de práctica, su propio sistema de reserva e intercambio de valor?

Este concepto es esencial y sin embargo muy posiblemente nunca has podido aprender sobre ello. Lo cierto es que cada vez que te juntas con otra personas estas generando valor. ¿Seremos capaces de aprovechar la tecnología para gestionarlo y reservarlo autónomamente, o seguiremos dependiendo de las grandes instituciones que lo harán por nosotros y posiblemente alejadas de nuestra cotidianidad, identidad e intereses?

Esta serie está enfocada a las reflexiones sobre aquellos temas e inquietudes que muy probablemente tendremos en un año y que sin embargo sería oportuno tener ahora, justamente para tener la oportunidad de vivir un futuro mucho más cercano a lo que nos parece oportuno y justo en lugar de uno completamente diseñado por otros. 

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter