Shareable City: Ciudadanías Emergentes, Inteligencia Colectiva y Adhocracia | FETSAC 2014

El pasado 8 de abril he tenido el placer de participar al Festival FETSAC que los estudiantes de arquitectura de A Coruña organizan cada año. Para la ocasión he dado una conferencia sobre el concepto de Shareable City y al mismo tiempo he presentado algunas reflexiones sobre mi forma de trabajar y organizarme como profesional.

Contenido de la conferencia:

Nos encontramos en un momento de transformaciones múltiples a diferentes niveles, económicos sociales y políticos. Cambia nuestra forma de vivir y entender la ciudad. Nacen nuevas figuras profesionales que entienden la gestión urbana como una constante interacción con la ciudadanía.

El punto de partida es la denominada Shareable City, una ciudad capaz de promover y aprovechar la capacidad de auto-organización de la ciudadanía; una ciudad que en su planificación tiene en cuenta las infraestructuras que los propios ciudadanos son capaces de crear a través de proyectos de inteligencia colectiva.

Descubrimos la ciudad que está por venir, una ciudad que apoya la denominada sharing economy en la que todos somos prosumers, es decir productores y consumidores al mismo tiempo.

En esta conferencia hablo, por supuesto sobre las nuevas tecnologías y sobre el papel que están teniendo, aumentando la eficacia de la comunicación indispensable para procesos adhocráticos y de inteligencia colectivas. Nos permiten distribuir de forma independiente, rápida, transparente y horizontal grandes cantidades de información.

Nos encontramos justo al principio de un importante proceso de digitalización del conocimiento tácito o de lo que es lo mismo, del paisaje cultural que nos rodea. Por ello necesitamos experimentar y acabar de entender el potencial de las herramientas que operan en esa dimensión digital.

Las redes sociales han generado sin duda una explosión de nuestro interés por nuestra propia imagen, pero hablando de nosotros mismos también hemos empezado a prestar menos atención al flujo único de información, el de los medios de comunicación de masa, que nos arropa todos los días a todos por igual.

Estamos viviendo la primera etapa, de un proceso que puede ir muy lejos y cambiar muchas cosas. Ahora que casi todos estamos en algunas red social, nos empezamos a dar cuenta de lo que es realmente la identidad digital y de lo importante que es, de allí empezamos a notar los primeros pasos que nos llevan a usarla para desarrollarnos como ciudadanos. Se trata de un proceso relativamente rápido, si pensamos que las redes sociales llevan con nosotros apenas unos 10 años.

Una caso muy emblemático es el de Social Street iniciado en Italia para un vecino de la “ Via  Fondazza” en Bolonia, que empezó a usar facebook para conectar con todos los vecinos de su calle generando un ecosistema de comunicación local que ha permitido todo tipo de intercambios y proyectos colaborativos entre vecinos que no se conocían previamente. Otro ejemplo es el de Cercamia (proyecto del que formo parte) que permite conectar los vecinos en función de sus intereses y además se estructura entorno a una moneda digital complementaria que permite aumentar la capacidad de intercambiar.

Asistimos a una intensificación de la interacción entre la dimensión digital y la dimensión física. Cada vez más usamos la comunicación digital para conectar y hacer algo útil o interesante con la gente que nos rodea.

Volviendo a los proyectos de innovación urbana, o simplemente a las necesidades de los proceso de participación, las nuevas tecnologías nos ofrecen la oportunidad de comunicar en tiempo real lo que ocurre durante cualquier tipo de proceso. Es un elemento fundamental para aportar transparencia y para que cualquier persona que no pueda participar presencialmente pueda hacerlo digitalmente y de forma pública.

Estamos solo al principio de un grande cambio en toda nuestra forma de comunicarnos y relacionarnos con nuestros vecinos y la administración pública igual que nos ha ofrecido infraestructuras físicas debería empezar a ofrecer infraestructuras digitales para la ciudadanía.

Entiendo que los próximos pasos esenciales serán aquellos que pondrán en definitiva conexión el triángulo entre las universidades, las administraciones locales y los ciudadanos. Necesitamos mayor transparencia, mayor comunicación y mayor interacción dentro de este triángulo, y las nuevas tecnologías nos pueden ayudar muchísimo para conseguirlo.

Necesitamos saber qué es lo que están estudiando en las universidad de la misma manera que necesitamos absoluta transparencia y simplicidad de acceso a toda la información relacionada con la administración pública. Los estudios, las investigaciones así como todas los procesos de gobernanza necesita una interacción directa con la ciudadanía. Y como no, también necesitamos que las universidades y los ayuntamientos conozcan más de cerca las actividades de las nuevas multitudes conectadas, que estas puedan ser estudiadas, observadas y criticadas, igual que cualquier decisión política, porque esta es la única manera de acercarnos a esa nueva realidad que estamos imaginando, y que nos merecemos.

Hoy esa parte intangible de la ciudad, cuenta con un nuevo aliado que es la dimensión digital; un nuevo espacio público donde todos pueden almacenar información para que quede de libre acceso. De esta forma la información sobre los habitantes de un barrio, sus calles, su historia, sus comercios no se queda “estancada” y empieza a ser accesible a muchas más gente.

Shareable City Magazine

Desde hace unos meses estoy seleccionando articulos sobre Innovación Urbana, Shareable City, Urbanismo Táctico, Innovación social y Consumo Colaborativo.

Puedes leerlos directamente aquí > https://flipboard.com/section/shareable-city-b2ZQAZ

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Newsletter