Con la transparencia no se vuela

Con la transparencia no se vuela 365 273 URBANOHUMANO

Hace unos dias he viajado de Roma Ciampino a Madrid Barajas e imprimir la tarjeta de embarque para este viaje me ha costado 48 euros. La empresa o mejor la “impresora” es Ryanair.
El mundo de las comunicaciones aéreas está en crisis ya lo sabemos. Para hacer frente a esta crisis de momento hemos visto dos maneras. La manera italiana (alitalia) y la manera irlandesa (ryanair). Con la primera el estado se encarga de pagar todas las deudas. Considerando que el dinero del estado es el nuestro, entonces podemos decir que somos nosotros (los ciudadanos) quienes estamos pagando. Con la secunda también somos nosotros, pero sin pasar por el estado. Los nórdicos me «gustan» por esto. Son más directos. Sin rodeos. Genial!!! Queréis saber como lo hacen?
Ahora os cuento.
Vamos directos al grano: nunca me ha gustado mucho ryanair; sin embargo como emérito representante de la generación erasmus he aprovechado los vuelos super baratos de ryanair para viajar por toda europa. Pero cada vez que subía a uno de sus aviones sabía que la propia experiencia del viaje no iba a ser un paseo.
Yo lo veo así: los directivos de esta dinámica empresa consideran sus clientes como una especie de dispensadoras de dinero. Están allí encerrados (los viajeros), y consideran que hay que aprovechar para venderles de todo. Resultado: durante todo el viaje hay que aguantar las azafatas obligadas a intentar vender de todo.
Cuando compras un billete Ryanair te puedes preparar a vivir toda una aventura. Después de la primera búsqueda donde se te ofrece un billete al clamoroso coste de 0 euros empiezas a pasar pantallas y ves como esa mismo billete de 0 euros llega facilmente a los 100 euros porque hay que añadir impuestos, facturación de las maletas, checkin y más cosas…..
Hoy he descubierto que el deseo de innovación de esta grande empresa les ha llevado a ofrecer una experiencia aún «mejor». Ahora funciona así. Después de haber comprado un billete que costaba 0 euros y que has pagado 100 euros, tienes que prepararte a todo tipo de sorpresas y experiencias añadidas. Esta es una novedad absoluta. Ahora cuando te acercas al check in de Ryanair empiezas a «temblar» porque muy facilmente estos 100 euros pueden duplicarse y llegar a 200 euros sin saber. Tu estas ahí haciendo la cola y no puedes imaginarte todo esto. Empiezas a alarmarte solo cuando vez a la gente delante cegándose en todo. Hay quién ha tenido que pagar 24 euros, quién 48… quién 60 y alguno incluso 100 euros más.
Es una pena de esta manera muere una compañía que en cierta parte ha acompañado el nacimiento de la erasmus generation. Ahora Ryanair como mucho se habrán enterado solo sirve para ofrecer vuelos de emergencia a la Reina.
Con ryanair te puede pasar de todo, todo vale.
Estando así las cosas, aprovecho para dar una sugerencia a la compañía aérea irlandesa. Quizás el coste del billete debería ser proporcional con el peso del cliente. Será obligatorio declarar el peso y a la puerta de embarque el que pese más de lo declarado tendrá que pagar 10 euros por cada kilo de más. Seguro que a los clientes les va a «encantar», será una buena escusa para no exagerar con la comida durante viajes y vacaciones y a ryanair le permitirá ganar el dinero que necesita para superar la crisis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Your Name (required)

Your Email (required)

Subject

Your Message